Empresas

Presunción Iuris Tantum: Ejemplos y aplicaciones

presunción Iuris Tantum

Una realidad innegable son todos los hechos que pueden llegar a desarrollarse constantemente en la vida de una persona, desde aquellos que son buenos y otras acciones que pueden ser muy malas, pero para todos estos casos de mal comportamiento existe una alternativa implementada por parte de normas y criterios legales que tienen el propósito de estipular siempre la verdad ante la mentira.

Por este motivo actualmente es una de las actividades que puedan llegar a demostrar la culpabilidad o inocencia que tenga una persona dentro de un parámetro legal, lo cual normalmente se ve adjudicado al hecho de estarse acreditando a una persona la llamada presunción Iuris Tantum y del cual la única solución será poder demostrar todo lo contrario a las  acusaciones que tiene.

¿Qué es presunción Iuris Tantum?

Es un procedimiento legal, donde se determina que cualquier acción realizada es verdadera, hasta demostrar que existe una posibilidad de que esto no sea así, es decir, se desea determinar que ante lo que es acusado es cierto hasta que, por medio de pruebas,  se pueda dar a conocer cualquier caso contrario.

Normalmente dentro del criterio legal es conocido como una operación totalmente lógica que busca determinar un hecho que es plenamente ignorado, pero que radica principalmente producto de una incidencia o prueba, de la cual no se puede generar ningún tipo de duda, ya que es verídica, aunque en estos casos principalmente se busca que la parte acusada logre demostrar por medio de una base sólida que aquello de lo que se le pueda estar acusando es incorrecto.

¿Cómo se constituye una presunción Iuris Tantum?

En estos casos normalmente se ve vinculada con dos cualidades dentro de sus elementos representativos, siendo principalmente el supuesto de la presunción que se investiga, es decir, es el hecho conocido y que tiene los criterios necesarios para ser demostrado sin ningún tipo de dificultad ante un juzgado evaluador que determine la consolidación del hecho.

Por otra parte, el segundo se representa por la circunstancia que lo constituye, en este caso especialmente, es reconocido como el camino que pueda estar conformando la verdad ante el hecho que es desconocido por parte de las personas que no están involucradas directamente.

Es lo mismo que decir que estará conformándose por un hecho conocido que este comprobado, aunque igualmente puede estar representado por un hecho encinto o desconocido que en este caso se busca esclarecer qué fue lo que pasó y la llamada inferencia, la cual da a conocer las uniones vinculadas ante la causa o efecto de las acciones realizadas durante el caso.

presunción Iuris Tantum

¿Cómo son conocidas estas presunciones?

La relación de esta clase de procedimientos son netamente civiles y se vinculan con procesos legales, donde los criterios buscan admitir pruebas contrarias a las que puedan estarse tratando de comprobar. Todo esto se genera como un caso mediante una prueba contundente. También puede generarse una presunción legal de lo ocurrido o destruir lo que pudo ser presentado por la parte acusadora.

¿Cuándo se procede a determinar estos procesos?

Estos casos comúnmente no se conforman como una prueba en sí solamente por ser del tipo de presunción, ya que principalmente su resolución lo que desea es la búsqueda de una valoración práctica que logre fundamentar aquellos hechos generados, consiguiendo solventar los posibles litigios que no están plenamente respaldados, todo esto por medio de otras pruebas que sean sólidas.

Comúnmente está relacionado con aquellos casos donde el responsable de demostrar que existen dichos hechos, no tiene la obligación de comprobar que efectivamente aquello que pueda estar indicando ante el culpable es fidedigno. En estos casos principalmente la obligación está sobre la persona que desea demostrar la falta de culpabilidad que tiene adjudicada.

¿Qué se quiere demostrar con la presunción Iuris Tantum?

Lo que normalmente se desea comprobar es la actividad intelectual que pudo verse involucrada durante un hecho que no necesariamente tiene que ser repercutido directamente, es decir, en muchos de estos casos existe un conjunto de pruebas que conllevan a determinar qué tan involucrada pudo o no estar una persona ante un hecho, pero no solamente se trata de cubrir una única presunción judicial, sino de conocer las consecuencias que pudo conllevar ante otros hechos que sí están plenamente consolidados por las primeras acciones que en determinados momentos se pudieron realizar, esto comúnmente se incluye como hechos que conllevan secuelas mayores.

¿Existe un ejemplo que demuestre mejor estos hechos?

Claramente puede relacionarse con el caso de que existen dos personas disímiles que puedan estar defendiendo diferentes posturas respecto a un mismo tema. Las partes cada uno expone ante un juzgado las diferentes posturas que tengan respecto al hecho que se está tratando de resolver.

En estos casos normalmente se narra principalmente una primera versión donde se da a conocer el caso respectivamente indicando qué “actividades” son desarrolladas por un posible “culpable”, demostrando con pruebas verdaderas que complementen todo aquello que se desea expresar respecto a la realidad que considera es verdadera. Estos casos se conocen como  el llamado presunción Iuris Tantum que es todo cierto hasta comprobar por medio de otro criterio lo contrario, que es cuando ingresará la otra parte.

En este punto, la parte acusadora o el otro extremo que expresa una postura contraria, demuestra por medio de pruebas certificadas aquello que considera  es distinto a la primera versión representada y de la cual tratará de demostrar que no era una verdad comprobada ya que con las pruebas que se deben demostrar se ratifica que lo primero que se presentó queda desestimado ante la nueva versión que se da a conocer.

¿Cuándo se aplica este fundamento de la presunción Iuris Tantum?

Como es conocido, los casos de presunción no son criterios que estén normados en forma general, sino que van integrándose en determinadas investigaciones que están en un proceso de desarrollo por parte de cualquiera de los dos criterios que están siendo consultados, es decir, la parte acusadora que normalmente está unida con la fiscalía y el acusado, aunque en muchos de los casos estas posturas van unidas con casos más delicados.

Por ello, se estipula ante la Ley que está establecida que estos contextos únicamente se ejecutan en aspectos especiales que se estén queriendo establecer por parte de cada uno de los casos que se estén tramitando y que estén dirigidos por lo marcado dentro de las normativas o parámetros legales.

presunción Iuris Tantum

¿Cómo sería una explicación más sencilla?

Uno de los casos más comunes de estos hechos es ir hasta una tienda y adquirir un producto que dice “estar en excelentes condiciones”. Qué pasa que al ver dentro del hogar por ejemplo una bebida/ropa/productos electrónicos y están completamente dañados, en estos casos la persona afectada va a realizar un reclamo ante el hecho de que lo que compró está dañado demostrando por medio de pruebas que todos los servicios que desea obtener tienen un posible defecto, en este caso, esta es la primera parte.

Caso contrario ocurre con el vendedor que al certificarse por medio de posibles pruebas que aquello que vendió estaba en buena condición ante la entrega del cliente que lo adquirió, es decir presentará las pruebas de que su producto estaba en buenas condiciones y por ello “no podrá realizar una devolución” como una medida para esclarecer la verdad. En este caso, debe existirá un organismo determinado que funcione como regulador de las dos partes, el cual principalmente será el receptor de todas las pruebas que están siendo presentadas por ambas partes hasta lograr determinar un criterio central donde sea beneficiado para una o la otra parte identificando quién tiene la razón en base a las pruebas que se presenten.

Es importante saber que para estos casos solo se puede proceder a desarrollar  presunciones legales cuando el producto que se esté manejando no tenga especificado algún tipo de defecto. Como saben es común ver equipos que puedan estar acompañados de una documentación donde describan las virtudes y posibles desventajas presentadas al estar en la venta, en caso de tenerlo ya no entra en la responsabilidad del vendedor asumir que el cliente no esté satisfecho ante lo que adquirió, todo esto ocurre porque de primera mano ya se le facilitó una advertencia donde se le indicaba la problemática que tenía.

¿En qué casos no procede la presunción Iuris Tantum?

Normalmente no tiene resolución ante aquellos casos en que la persona que está realizando la adquisición de un bien o servicio, tiene conocimientos iniciales de que existía una posibilidad de que ese producto esté deteriorado o no preste el servicio adecuado para el que fue adquirido. En estos casos mayormente el producto tiene que tener una etiqueta o documentación que sea firmada por el ciudadano donde indique que asumió bajo conocimientos plenos la compra, aun sabiendo que existía la posibilidad de que no prestara un rendimiento completo.

1 Comentario

Dejar un comentario