Autonomos

Pago de jubilación para el trabajador autónomo

jubilación para el trabajador autónomo

El mayor miedo que experimenta el ser humano es la condición de vulnerabilidad en  la que se encontrará expuesto cuando sus capacidades físicas y mentales vayan en detrimento. Es parte de la planificación del sistema de un Estado organizado, la contemplación de planes previsivos para dar soporte a aquellas personas que han cumplido cierta edad.

La jubilación es la figura que protege al ser humano que ha alcanzado una edad madura, ahora bien ¿de dónde proviene el dinero que perciben los jubilados? En este punto, comprenderás la necesidad de las deducciones que te efectuaron durante todos los años de tu ejercicio laboral por concepto de la seguridad social. Este impuesto constituye un fondo de ahorro que te permite afrontar tus años de retiro.

En este punto, puedes respirar aliviado, ya que tu trabajo de tantos años te han blindado, permitiéndote, cuando llegue el momento, darte de baja de tu actividad laborar sin temor a quedar en desamparo, pero qué sucede en con la jubilación para el trabajador autónomo. Acá te damos algunos detalles 

 

Jubilación para el trabajador autónomo

Es importante aclarar que no sólo los trabajadores en condiciones de dependencia forman parte del fondo de seguridad social. Si eres trabajador autónomo también formas parte de la previsión.

¿Recuerdas el modelo TA.0521? con ese formato te subscribiste como autónomo ante la seguridad social, y estableciste las cuotas, acordes con el pago que deseabas percibir en tus años de jubilación.

¿Qué es la jubilación en autónomos?

La pensión, o jubilación en autónomos se define como una prestación concedida al trabajador por el ente de la Seguridad Social cuando este ha alcanzado su edad de baja laboral. Si has alcanzado el límite de edad, para solicitarla debes realizar el trámite dentro de un intervalo de tiempo no superior a 90 días, en el organismo de la seguridad social.

Requisitos para acceder a la jubilación para el trabajador autónomo 

Existen factores limitantes para acceder al beneficio de la jubilación, el más determinante está constituido por la edad de la persona. Es importante que recordemos que el concepto de retiro entra en vigencia cuando se alcanza un límite de edad en el que se considera que el ser humano ha superado el periodo de vida útil.

Muchas son las opiniones respecto a la edad que debe constituir el límite para el cese de las actividades como trabajador.  Sin embargo en la ley que estuvo vigente hasta el año 2013 el límite de edad eran los 65 años. Sin embargo, la emisión de la nueva ley, ajustó la edad a 67 para el caso de los trabajadores autónomos. La entrada en vigencia del incremento de edad de jubilación fue establecida para aplicarse en forma paulatina, lo que quiere decir que en el año 2013, para acceder a la jubilación requerías de 65 años y 1 un mes de edad, para el 2014, 65 años y 2 meses; y así sucesivamente se iría incrementando a razón de un mes por año, hasta que en el 2017 entrara en vigencia la jubilación a partir de los 67 años de edad.

Casos de excepción

En un contexto ideal, en la planificación de los sistemas sociales se concibe que el trabajador se desempeñe hasta el último día que ha sido estipulado por la ley dentro de su periodo de vida útil. Esto responde a la necesidad del sistema social de asumir relaciones de dependencia con sus ciudadanos. Sin embargo, todo sistema concibe casos de excepción a la regla, entendiendo que se requieren ciertas medidas de flexibilidad que amparen al ciudadano en caso de circunstancias especiales:

¿Qué sucede cuando por causas forzosas te ves obligado a cesar tus actividades?

Existe una figura, conocida como la jubilación anticipada, que contempla estos casos. Sin embargo, no en todos puede ser aplicada, ya que se requiere tener una cotización mínima de 33 años, y 4 años por debajo del intervalo de edad marcado como mínimo para acceder a la jubilación por la ley. Por causas forzosas se entienden aquellas circunstancias que limitan la posibilidad de desempeño, en esta se incluyen enfermedades, accidentes, entre otros.

¿Debo esperar obligatoriamente la edad mínima pautada por la ley para jubilarme?

Ciertamente no, como autónomo puedes acceder a una opción de jubilación anticipada en forma voluntaria cuando has alcanzado los 35 años de cotización y 63 años de edad. Esto quiere decir, que si ya no deseas continuar por razones que no califican dentro del grupo de “causas forzosas”, puedes manifestar tu voluntad de darte de baja, si cumples con los requisitos antes mencionados.

Jubilación para el trabajador autónomo

¿Cuánto percibe por concepto de jubilación un trabajador autónomo?

El monto a ser percibido es variable, y está asociado directamente al porcentaje de deducciones declarado por concepto de la seguridad social, durante la vida útil en el desempeño de sus funciones laborales, es decir, todo está determinado por el monto cotizado en tu trabajo.

El soporte que recibas durante tu cese laboral dependerá de cuánto has pagado. Si optaste por realizar un aporte mínimo, entonces durante tu retiro devengarás una mensualidad por concepto de la pensión mínima. Por ello, es muy importante que tomes tu papel y lápiz, y determines cuál es la cantidad máxima que puedes asumir, decantarte por la opción más económica puede traerte una vida estrecha en tu retiro. En el momento en que toca asumir la deducción salarial resulta pesado cancelar un monto que en tiempo presente podrías aprovechar para darte gustos, sin embargo, un pequeño sacrificio ahora, te permitirá llevar una vida más cómoda en un tiempo futuro.

Si ya te diste de alta en el sistema de seguridad social, y optaste por un monto de jubilación muy bajo, te notificamos puedes solicitar una modificación, para ampliar el monto de jubilación. Muchas personas seleccionan el monto mínimo durante sus primeros años en el ejercicio laboral, ya que en esta etapa el volumen de gastos suele ser abrumador respecto al salario percibido; posteriormente, cuando alcanzan la estabilidad, se permiten ampliar el monto de pago, y de esta manera se labran una pensión más generosa.

Realizar el cálculo

Como el cálculo está sujeto a las disposiciones de la ley que se encuentre en vigencia al respecto, si deseas hacerte una idea de cuánto percibirás en tu etapa de jubilación debes considerar lo esta establece. Sin embargo, es aconsejable que realices la consulta con un funcionario especialista en el área, ya que de esta forma garantizas que la aproximación sea más exacta.

También debes tener en cuenta que el factor que incidirá directamente sobre la jubilación son los años y el monto que cotizaste en tu periodo de trabajo.

Pensionista activo

Como mencionamos con anterioridad, la reforma llevada a cabo en el tema de pensiones persigue evitar que el ciudadano caiga en condiciones de dependencia total del estado. Es por ello que se promovió la ampliación del intervalo de edad mínima, y adicional a esto, se introdujo el concepto de envejecimiento activo.

Este concepto fue promovido en el Decreto ley de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral, el cual abrió la posibilidad al trabajador que ha alcanzado la edad mínima para acceder a su jubilación la posibilidad de seguirse desempeñando en su entorno laboral con el beneficio de efectuar el cobro del 50% del monto correspondiente a su cotización hasta la fecha. Adicional a esto, el gobierno español ofrece incentivos para promover la extensión de la vida útil en términos laborales de los ciudadanos. Esto quiere decir que recibirás retribuciones económicas si prolongas tu desempeño más allá de los 67 años (4% adicional por cada año de servicio cumplido al superar la edad mínima).

Esta modalidad de jubilación no podrá ser solicitada si se desea acceder a alguna de las formas contempladas dentro de la definición de jubilación anticipada, ya que el requisito fundamental es haber cumplido la edad mínima que para la fecha de la solicitud de la jubilación haya  sido establecida por la reforma.

Mantenerte informado sobre estos temas te permite establecer una planificación certera que garantice un retiro digno, así que ya tienes las herramientas a la mano, ahora sólo debes someter a consideración todo lo que has leído y tomar las decisiones que más reporten beneficios para tu futuro.

Tomar la decisión de prolongar tu actividad laboral te reporta beneficios económicos y te permite mantenerte activo, en base a esto, si tus condiciones no son críticas, es recomendable que consideres la posibilidad de participar del plan de envejecimiento activo

Dejar un comentario