Fiscalidad e Impuestos

Cómo hacer la declaración de la renta fuera de plazo

Quizás en el ajetreo de la rutina, o en el conjunto de pasos que se incluyen en el desarrollo de los procesos de declaración, terminaste por quedar fuera del plazo de las declaraciones de los impuestos. Lo más probable es que al tomar nota de este hecho, terminaste al borde de un colapso, ya que como todos sabemos las sanciones emitidas por el organismo de Hacienda son de temer.

Evidentemente al pasar la fecha de pago, la agencia tributaria emitirá una sanción, pero el peso de esta va a depender del tiempo que demores en presentar tu pago, y del hecho de que lo hagas en forma voluntaria, en lugar de esperar a que Hacienda se ponga en contacto contigo. Por ello, si en tu caso pasaste de largo el plazo de pago de tus impuestos, es importante que empieces a completar los requisitos a la brevedad, recuerda, en la medida que corra el tiempo mayor la sanción.

¿Por qué debo pagar antes de que Hacienda emita una convocatoria?

Si has pensado en dejar correr el tiempo pensando que es posible que la Agencia Tributaria pase por alto tu omisión, debemos aclararte que esto no es una buena alternativa.

Cuando emites el pago fuera del tiempo que este organismo dispuso, pero lo haces antes de que Hacienda emita una sanción, no recibirás una multa como tal, si no que serás sometido a un recargo de intereses definidos por el tiempo de tu retraso:

  • Si has demorado tu pago en un plazo comprendido en tres meses, deberás declarar un 5% adicional, el cual está asociado a un recargo por intereses.
  • Si el plazo se constituye de 3 a 6 meses, entonces la tasa asciende a un 10%.
  • Cuando el retardo se sitúa en un periodo de 6 a 12 meses, el pago de intereses se sitúa en 15%.
  • Si en tu caso, has sobrepasado el año, Hacienda considerará tu acción como de carácter evasivo, por lo que te emitirá una sanción adicional al pago del 20% correspondiente a intereses.

Como puedes apreciar, el dejar correr el tiempo no es una opción acertada, ya que en la medida que aumenta el retraso de la declaración, más fuerte será el pago que deberás liberar para ponerte al día con el organismo de recaudación de impuestos.

Notificación a Hacienda

Para evitar caer en recargos adicionales, es importante que antes de iniciar cualquier procedimiento de pago, hagas partícipe a Hacienda de que has pasado por el alto el pago de tus impuestos.

Usualmente la actitud que nos invita a seguir la lógica es la de emitir acciones correctivas a la brevedad para evitarnos mayores problemas, sin embargo, en este caso, lo que procede es la realización de un aviso de retraso, una vez realizado, ya te encontrarás libre de recargos adicionales porque el organismo emita una nota de notificación de tu falla, en cuyo caso, te verás en la obligación de realizar un pago adicional.

La realización de una notificación voluntaria de fallo, ofrece ante este organismo un plazo adicional para la emisión de multas, aunque esto no te exentará del pago de intereses por mora.

Declarar en forma espontánea

Tal vez pienses que se trata de un margen de diferencia pequeño, pero no es así. Cuando llegas al extremo de que Hacienda te emita un llamado de atención, las multas pueden llegar hasta los 400 euros. Sin embargo, si te presentas en forma voluntaria y das parte de tu error/omisión, los recargos que deberás presentar serán inferiores a los 100 euros, pudiendo ocurrir casos en los que te veas exento de presentar recargos, cuando se logre evidenciar que en la omisión ejerció influencia alguna acción negligente de este organismo.

Declaración de retorno

Cuando se trata del ingreso de una declaración para percibir una tasa de retorno por parte de Hacienda, el retraso en los plazos en estos casos, se traducen con una deducción del 50% del monto a percibir por el contribuyente.

Por ello, a fin de evitarte molestias, y reclamos innecesarios, es relevante que marques tus fechas de declaración, a las que puedes acceder a través del portal de agencia tributaria, o mediante la revisión de los titulares relevantes publicados a través de periódicos y portales web.

Cuando Hacienda reclama

El peor de los escenarios al que puedes enfrentarte en un caso de omisión, es aquel en el que te das por enterado a través de una notificación de Hacienda, ya que cuando esto sucede el organismo suele mostrarse implacable con las sanciones.

En términos monetarios, recibir una sanción de parte de este ente, podría valerte un recargo de hasta un 150 % sobre el monto que debes declarar. Es por ello, que la principal recomendación que puede emitirse en estos casos es la realización inmediata de una notificación.

Revisiones continuas

Aunque muchas personas toman la decisión deliberada de evadir sus impuestos, en la mayoría de los casos, las declaraciones de la renta fuera de plazo, están asociadas a una acción de descuido, asociadas con la falta de familiarización con el sistema tributario.

Por ello es importante, que en el marco del inicio del proceso de declaración de impuestos te dediques a realizar una revisión consciente de los lineamientos, las condiciones que definen que seas considerado como candidato a realizar la declaración, los pagos que has realizado en fechas anteriores; al ejecutar este procedimiento en forma detallada te permites tomar nota de las posibles omisiones en las que has incurrido, y de esta manera podrás ejercer acciones correctivas que te libren de las cuantiosas sanciones emitidas por Hacienda.

En el ajetreo de la rutina, en ocasiones es común omitir nuestras obligaciones, o pasarnos de largo en el calendario emitido por Hacienda para la declaración de impuestos.

Si te has percatado que has pasado la fecha límite de la declaración, probablemente sientas que el suelo empieza a abrirse bajo tus pies. En este caso, lo primero que procede es que te relajes, ya que, aunque no es lo deseable, tampoco es el fin del mundo.

En caso de que hayas pasado de largo en el trámite, es importante que procedas a hacer la notificación a Hacienda en primer lugar, ya que esta acción espontánea te exime del pago de multa, limitándote a un recargo correspondiente a los intereses del retardo.

Debes tener en cuenta que en lo que respecta al pago de impuestos, el factor tiempo juega un papel primordial, ya que mientras menor sea el plazo de mora, menor será el porcentaje de recargo.

Dejar un comentario