Autonomos

¿Cómo darse de alta como autónomo?

darse de alta como autónomo

Si estás considerando trabajar por tu cuenta, es importante que, en primer lugar, consideres que debes planificarte, y seguir un conjunto de pasos para evitar sanciones. Aunque el trabajo de autónomo te ofrece el beneficio de laborar por tu cuenta, esta es una decisión que debe ser tomada con responsabilidad, ya que sigues teniendo obligaciones como ciudadano, y debes responder ante el ministerio de Hacienda. La autonomía te ofrece libertad en el tipo de actividad que vas a realizar, y en la forma en que administras tu negocio. Sin embargo, sigues estando sujeto a impuestos y obligaciones tributarias.

Cuando ejerces bajo esta modalidad económica, es importante que sea de tu conocimiento que, desempeñándote bajo la figura de autónomo, no existe distinción entre tu patrimonio y el de “tu actividad económica”, en términos legales, tu responsabilidad sería ilimitada, por lo que debes responder por las actividades de tu negocio, con los bienes que dispongas tanto en tiempo presente como futuro.

Requisitos para darse de alta como autónomo

Vale, tomaste la decisión de ingresar al mundo del trabajo como autónomo, y este punto te debes estar preguntando ¿Por dónde puedo empezar?, aunque a primera vista, los requisitos parezcan ser interminables, acá te los mostramos en forma ordenada, y podrás darte cuenta de que no es tan complicado:

  • Número de identificación fiscal (NIF):

En primera instancia se otorga un número de identificación provisional, ya que para optar a uno permanente debes consignar una copia de la escritura pública y de los estatutos sociales, y la certificación de su inscripción ante un registro público.

La solicitud del NIF permanente tiene un plazo de un mes, después de su inscripción en un registro correspondiente, o de que fueran otorgadas las escrituras públicas de su constitución. Debe realizarse en forma directa, ya que no existe una modalidad de solicitud vía online.

  • Declaración censal:

La declaración censal está constituida por dos modelos, el 036 y 037, las cuales representan la vía expedita para comunicar el alta dentro del sistema de empresarios, profesionales y retenedores. Su objetivo es que el autónomo facilite los datos fiscales requeridos para completar el censo. Es importante señalar que la presentación de esta declaración debe ser previa al inicio de las actividades económicas como autónomo.

El 037 constituye una versión simplificada del 036. ¿Quiénes pueden acceder al modelo simplificado 037? Aquellas personas residentes en España, que tengan asignado un NIF, que no califiquen dentro de la condición de “gran empresa”, que no actúen por medio de intermediarios y que no estén incluidos en regímenes espaciales de declaración de impuesto sobre valor añadido (IVA).

Estos modelos pueden consignarse en forma impresa directamente en el Ministerio de Hacienda, o también puede hacerse en forma online a través de internet, usando un usuario electrónico reconocido, o a través de una clave o pin.

  • Modelo TA.0521 (Seguridad social):

Consiste en una forma en la que se deben completar los datos del autónomo ante el Ministerio de empleo y seguridad social. Su consignación se realiza ante la tesorería general de la seguridad social.

  • Licencia de apertura y actividad en un establecimiento:

Es una licencia municipal obligatoria que permite ejercer actividades económicas en un local o establecimiento. Esto certifica que el local cumple con las condiciones adecuadas para el desarrollo de la actividad específica que nos hemos planteado ejecutar.

darse de alta como autónomo

¿Cuánto cuesta darse de alta cómo autónomo en 2018?

Después de leer sobre los trámites y permisos que debes obtener, de seguro te estarás preguntando qué repercusión va a tener en tu economía, por eso te ayudamos a hacer un estimado de los pagos que debes realizar para darte de alta como autónomo:

Cuota de autónomo en 2018

Esta corresponde a la obligación tributaria que debe ser declarada ante el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), y que se ha popularizado como “cuota de autónomo”, la cual es un pago que debe ser realizado en forma mensual en las oficinas de la tesorería general de la seguridad social. Este pago prevé un fondo para el pago de jubilación y baja por accidentes laborales.

¿Cómo se efectúa el cálculo? Este pago corresponde a un porcentaje (Entre 25% y 30%) del estimado del ingreso que en el desarrollo de tu actividad económica que teóricamente se plantea que puedes tener. El pago de la cuota está limitado por unos valores mínimos y máximos que son establecidos por el Gobierno a principios del año.

A partir del 1 de enero de 2018, entraron en vigencia los siguientes valores: 919,80 euros (valor mínimo) y 3751,20 euros (valor máximo). Se piensa que, debido a la ausencia de presupuestos generales en el Gobierno, estos valores de pago puedan sufrir un incremento de aproximadamente 3% a mediados del año 2018.

Pasos para darse de alta como autónomo

Para darte de alta como autónomo debes dar notificación en varios organismos, a continuación, te explicamos los pasos que debes seguir, y los entes ante los cuales debes presentar los requisitos.

  • Alta en el Ministerio de Hacienda:

Esto se debe hacer mediante la consignación de los modelos 036 y 037. También se incluye el procedimiento de solicitud del NIF, y cualquier otro trámite requerido para completar el censo de empresarios, profesionales y retenedores.

  • Alta en el Ministerio de empleo y seguridad social:

Posterior a que nos hemos dado de alta ante Hacienda, contamos con un plazo de 30 días para la consignación de la forma TA.0521, que es la que permite la declaración de alta ante este organismo. Adicional a esto, debemos llevar copia del alta en Hacienda y el DNI.

En este organismo, declaramos todo lo referente a la cotización del fondo de jubilación. Debemos pautar el pago que debemos recibir durante nuestra jubilación, y se hace el cálculo del aporte que debemos realizar para ello.

  • Presentación ante organismos del trabajo:

Muchas personas se centran en los dos primeros pasos, y olvidan la presentación ante estas instituciones. Es de especial importancia que se realice la presentación, si dispones de trabajadores a tu cargo.

Como autónomo debes adquirir un libro de visitas y registrarlo ante la inspección del trabajo y seguridad social que corresponda a tu jurisdicción.

  • Alta como autónomo ante la administración de la tesorería de la seguridad social:  

Mediante el pago de impuesto sobre las actividades económicas (IAN). Este es un impuesto que sólo deben declarar las personas autónomas cuyas actividades económicas superen 1.000.000 euros. La declaración del mismo debe iniciarse con un plazo de 10 días hábiles previos al inicio de la actividad.

  • Solicitud de permiso para ejercer actividades económicas:

Deben realizarse ante el ayuntamiento, y este permiso nos da acceso a ejercer una actividad económica en un local.

Dónde darse de alta como autónomo

Para darte de alta como autónomo en primer lugar debes dirigirte al Ministerio de Hacienda. Una vez te encuentras en regla con este organismo debes proceder a la presentación ante el ente de seguridad social y del trabajo.

Darse de alta online

El primer requisito que debes tener a disposición para realizar tu solicitud de alta como autónomo por internet, es el de solicitar un certificado digital (DNI), para ello debes ingresar al portal web de la dirección general de la policía, donde se encuentran especificados todos los pasos. Básicamente, si vas a hacer la solicitud por primera vez, debes dirigirte personalmente a la oficina de expedición del DNI.

Si disponemos del DNI, simplemente debemos ingresar a la sede electrónica de la agencia tributaria, para hacer el alta en Hacienda. Una vez allí, debes completar los datos del modelo 036 o 037, según sea tu caso, para luego enviarlo a través del sitio web “cumplimentación e información telemática”.

Finalmente, el registro en el sistema de seguridad social. Para ello se debe proceder a la descarga del formulario TA.0521 desde el sitio, para proceder a rellenar el documento PDF desde el archivo almacenado en nuestra computadora.

Darse de alta como autónomo por días

Con la aprobación de la ley de reformas urgentes de trabajo autónomo, se instauró una nueva forma de cotización. Anteriormente, el autónomo debía abonar el pago correspondiente al mes en el que se diera de alta en su totalidad, independientemente de la fecha de su incorporación. Con esta nueva ley, se establece una proporción basada en una regla de tres, en la que se fija el monto de la cuota a un periodo de 30 días, y en base a esto se establece la proporción al número de días del mes, en los que el individuo desempeñará sus actividades económicas:

Esto quiere decir que, si una persona se da de el alta el día 15 del mes, sólo deberá abonar la cuota correspondiente a 15 días de trabajo. Por ejemplo, asumiendo un trabajador autónomo con una tasa de pago mínima, que para el año 2018 fue fijada en 919,80 euros (para 30 días), en este caso de ejemplo a un periodo de 15 días, el autónomo debe cancelar un total de 459,9 euros.

darse de alta como autónomo

Tipos de autónomos

Según lo estipulado en la ley 20/2007 del estatuto del trabajo autónomo, un trabajador autónomo puede definirse como la persona que realiza una actividad a título lucrativo, en forma personal y directa. De acuerdo a las características particulares en las que ejecuta estas actividades lucrativas, se pueden distinguir los siguientes tipos:

Trabajador autónomo:

Es aquel individuo que ejecuta la actividad económica en forma habitual, desde un negocio que se encuentra a su nombre. Puede tener o no personas a cargo (trabajadores en condición de dependencia). Ejemplo: talleres, peluquerías, taxistas, personas que desarrollan actividades de mantenimiento y reparación, etc.

Trabajador freelance:

Acá se engloban el conjunto de personas profesionales, o no profesionales, que desempeñan sus actividades desde casa. Dependiendo de la magnitud del proyecto que desarrollan pueden tener (o no) personas a su cargo. Ejemplo: arquitectos, diseñadores, ingenieros, escritores, etc.

Trabajador autónomo económicamente dependiente:

Aquellas personas que obtienen el 75% (o más) de sus ingresos, del trabajo ofertado a un solo cliente. Las personas que clasifican en esta modalidad no tienen trabajadores a su cargo.

Sociedades autónomas:

Es una figura que establece mayor beneficio en lo que respecta al pago de impuestos, y es desarrollada por trabajadores autónomos o freelance, cuyo ámbito de trabajo haya adquirido una expansión considerable, reportando mayores ingresos y un mayor número de trabajadores a cargo.

Dejar un comentario