Emprendimiento

Estas son las cláusulas de un contrato de arrendamiento

cláusulas de un contrato de arrendamiento

Como arrendatario o propietario de una vivienda o negocio siempre es importante conocer los términos que rigen las cláusulas de un contrato de arrendamiento del inmueble a alquilar. Con el pasar de los años las leyes de arrendamiento han sido reformadas, con el fin de amparar los intereses de las partes que firmaron un documento de alquiler, por ello en este artículo vamos a conocer algunas de esas estipulaciones que no deben faltar en dicho documento.

¿Por qué firmar un contrato de arrendamiento?

El objetivo de un contrato de arrendamiento es contemplar en él las cláusulas que protegen los intereses del arrendatario y el propietario, el objetivo se alcanza con el asesoramiento de un profesional que oriente a las partes en la redacción del documento.

Dicho esto, es indispensable que el contrato contenga cláusulas que especifiquen datos como el pago del alquiler, así como el de las causas de desocupación y la prórroga legal por incumplimiento.

Cláusulas más comunes en un contrato de arrendamiento

Condiciones

Ambas partes deben conocer el estado del inmueble y hacerlo constar en el contrato a través de una cláusula, además en ella se debe estipular que las condiciones fueron evaluadas por el inquilino con el compromiso de que al momento de la entrega del inmueble será devuelto en las mismas condiciones. En el caso de alquilar con muebles y/o electrodoméstico o equipos se presenta un inventario.  

Duración

La duración  es una de las cláusulas de un contrato de arrendamiento que deben ser reflejadas por obligatoriedad, en ella se tienen que establecer el tiempo en que el inquilino ocupará el inmueble y  lo más recomendado por los juristas es de un año, que puede ser renovado en tres años y en cada lapso al inquilino le corresponden sus prórrogas legales.

En la cláusula se debe aclarar para las partes que la decisión de desocupar el arrendatario antes de la culminación de contrato, debe ser participada al propietario con al menos 30 días de anticipación, además de establecer el abono a indemnizar equivalente a los meses que falten por cumplir de un año.

En la misma cláusula se debe determinar la extensión del contrato, si el propietario se niega, debe notificar al ocupante en el término del primer año de contrato que tiene necesidad de ocupar el inmueble para su beneficio y darle su prórroga legal obligatoria para la entrega.

Para aclarar un poco más esta cláusula, es oportuno que se determine que la culminación del contrato puede ser objeto de interés de demora si pasan días después de la prórroga y el arrendatario no entrega la vivienda.

cláusulas de un contrato de arrendamiento

Mensualidades

En todo tipo de contrato de arrendamiento de una vivienda o un local comercial,  debe extenderse una cláusula donde se especifique la mensualidad del alquiler, en este punto, se debe dejar claro la forma de pago si será en dinero efectivo de libre circulación en el país o transferencia bancaria, la fecha de pago, en este caso es aconsejable los cinco primeros días de cada mes y el depósito conocido como la fianza que es el equivalente a un mes de renta.

Con respecto a esta garantía adicional mencionada en el párrafo anterior, en todo contrato de arrendamiento el propietario solicita el depósito de la fianza, en las cláusulas se deben especificar los términos y plazos para realizar la devolución cuando finiquite el contrato, entre ellas están las condiciones de la vivienda y la cancelación absoluta de los meses de renta.

Se podrá estipular en esta misma cláusula, un monto de pago mensual calculado durante el año de contrato sin incremento, es un acuerdo en el que podrán llegar la partes, sin embargo, esto puede ser modificado en la extensión de contrato con nuevas cláusulas donde se podrá hacer el aumento del alquiler según el porcentaje legal en la ley de arrendamientos.

A firmar

Evidentemente el contrato debe tener los datos personales de las partes que fungen en el documento como el arrendatario y el propietario. Tras leer detenidamente las cláusulas acordadas entre ambos es necesario que se corroboren datos como; los personales deben estar escritos en el contrato de manera correcta, si el pago es por transferencia bancaria se debe detallar que los números y datos corresponden a los emitidos por el ocupante del inmueble. No obstante, si las cláusulas están bien, pueden firmar sin inconvenientes.

Cláusulas adicionales en un contrato de arrendamiento

Reparaciones

Las cláusulas de un contrato de arrendamiento de una vivienda, estipulan la conservación del inmueble, haciendo referencia a las reparaciones y mantenimiento, esta estipulación es un acuerdo entre las partes, en la mayoría de los casos una vez que el arrendatario ocupa el inmueble se hace responsable de los daños causados, no obstante, si fue alquilada con muebles, entre ellos electrodomésticos el arrendatario anexa una lista de ellos y las condiciones y lo que se debe hacer en caso de desperfecto.

Mascotas

Es decisión del propietario si permite al inquilino mascotas, la disposición es en ocasiones estipulada en las cláusulas del contrato.

Modificaciones

Los propietarios también podrán solicitar en una cláusula que no se permiten modificaciones, que involucren la estructura y diseño del inmueble, por eso es importante la observación que certifique las condiciones.

Recomendaciones antes de redactar las cláusulas

En adelante les exponemos algunas recomendaciones para poder negociar eficazmente el contrato de arrendamiento de un inmueble que será destinado para vivir o para un local comercial:

Oriéntate con un especialista:

Una recomendación válida tanto para el arrendatario como el inquilino es buscar a un profesional que lo pueda asesorar en alquiler de inmobiliarios. En la actualidad hay especialistas que facilitan la observación del mercado inmobiliario a través de portales en línea.

Estudiar bien las ofertas

Si es para local comercial se deben valorar muchos aspectos antes de pactar el acuerdo, los más comunes son; el espacio y el punto deben estar en línea con la actividad comercial. En cambio sí es para vivir, asegúrate de conseguir un lugar cercano, seguro y con buenos servicios.

Negociar la renta

Este es un aspecto económico importante que debes de tomar en cuenta, detalla los costos de las mensualidades y que los mismos no sean objeto de incremento durante el contrato para el beneficio del arrendatario. Una recomendación para el propietario en este punto es la asesoría de los precios en el mercado inmobiliario según la zona.

Dejar un comentario