Fiscalidad e Impuestos

¿Es obligatorio presentar el certificado de retención?

certificado de retención

Durante todo el año siempre existen actividades más importantes que pueden provocar olvidar determinadas diligencias que se deben realizar dentro de los aspectos legales estipulados por entes gubernamentales, esto ocurre con más frecuencia cuando estas son tediosas como las declaraciones a presentar ante las agencias tributarias. Lo malo es que muchas veces la tranquilidad de no tener que pensar en estos procesos y obviarlos puede generar determinadas consecuencias, y definitivamente lo que nunca se desea es que se genere un expediente donde se supervisen todos los procesos económicos que se puedan estar desarrollando o aún peor, directamente llegue una multa.

Para omitir directamente cualquiera de estos posibles problemas que puedan generarse únicamente se deberá realizar una serie de pasos determinados, que a la final fijarán la facilidad de realizar la declaración y la libertad de no tener que pensar en ella hasta el nuevo año. Inicialmente se recomienda tener un conocimiento previo de lo que puede abarcar, ya que puede volverse un tema complejo y lo ideal es entenderlo rápidamente.  

¿Qué es el certificado de retención?

Principalmente establece la cantidad de dinero que se tenga, le facilita a los ciudadanos adelantar los pagos realizados a la Agencia Tributaria, todos estos procesos son las llamadas retenciones IRPF que están dentro de cualquiera de las facturas o pagos realizados y en los cuales casi nunca nos fijamos. Todo esto ocurre porque principalmente está dirigida por la empresa para los casos en que las personas estén desarrollando actividades laborales dentro de un ente, es decir han realizado un servicio en el área de trabajo.

Este es un proceso donde principalmente se busca tener un comprobante de valores donde se estipule la economía que esté manejando el empleado, el cual al declararlo simplemente está indicando las retribuciones o pagos y las deducciones o retenciones realizados durante el año, en estos casos se tramitan en el tiempo que ya se realizaron, es decir el año anterior.

¿Es indispensable realizar este procedimiento?

Es una obligación realizar la entrega del comprobante de retenciones según lo descrito en el certificado de retenciones del reglamento de la IRPF, artículo 108.3 donde se explica la exigencia de realizar este proceso,  además de las posibles consecuencias que pueda acarrear no realizar el proceso durante los plazos determinados o simplemente no tramitar el papeleo.

certificado de retención

¿Qué se debe hacer?

 

Para solicitar certificado de retención o ingreso únicamente se deberán obtener los balances económicos que esté manejando cada persona. Este proceso únicamente podrá realizarlo un contador público que este colegiado, donde dispondrá todos los activos y pasivos que esté manejando la persona y generará una descripción del valor económico que pueda estar teniendo para ese momento en que se calcula.

Es importante saber que esto se puede realizar individual o en caso de estar dentro de una empresa, ella se encarga durante las declaraciones de realizar este proceso y llevarlo hasta la Agencia Tributaria, para poder realizar el proceso regular que es obligatorio durante todos los años.

Además es indispensable entender que el certificado de retención judicial está conformado por 3 modelos principales que son el 190 para rendimiento de trabajo o actividades en el área económica, el 180 para las retenciones en arrendamientos y el 193 que es para los casos de préstamos o alquileres. Cada uno se desarrollará individualmente con los datos de la persona que está declarando, buscando principalmente determinar los importes pagados y retenidos y los posibles gastos deducibles que se realizarán en cada uno de los momentos.

Para mayor entendimiento es preciso tener una interpretación de certificado de retención que es simplemente un documento donde se tendrá todo el resumen del IRPF, es decir,  se almacenará en un solo lugar el importe de las prestaciones, las retenciones realizadas, el importe de la retención/ deducción/ gastos fiscales deducibles, los pagos de posibles cantidades atrasadas en años anteriores, el reintegro para el seguro social y además tendrá los impuestos que se han cancelado hasta la fecha.

Es necesario comprender que las firmas que deben ir dentro de esta documentación de retención es la del pagador o agente retenedor de conformidad con lo indicado en el artículo 381 del estatuto tributario, pero esto únicamente aplicará para los casos de personas que estén laborando dentro de una empresa. Por otra parte, si es una persona jurídica se debe guiar por lo determinado en el decreto 836 de 1991, el cual indica en su artículo 10 que estas personas deben entregar las certificación de retenciones sin tener una firma autógrafa, además de que es indispensable presentar el papeleo con toda la información impresa.

certificado de retención

¿Qué sanciones puede atribuir si no se realiza el proceso de retención de ingresos?

Si no se realizó este proceso que es obligatorio puede generar una infracción tributaria leve que tiene un valor de 150 euros por cada uno de los documentos que no sean entregados por la empresa, esta multa se ve reflejada en el Real Decreto 2063/2004 indica en su artículo 206. Igualmente se contemplan aquellas personas jurídicas que deban realizar la declaración ante la agencia tributaria.

Para saber si estás al día únicamente se deberá realizar la solicitud del certificado tributario de IRPF que fácilmente puede ser descargada desde internet en la página oficial, este te mostrará los datos que estén almacenados en la AEAT, solamente se debe ingresar en la web y buscar el menú donde se indica “certificaciones”  se ingresa en el enlace llamado “solicitud y recogida inmediata” esto pedirá unos datos iniciales como el ejercicio fiscal del porqué está realizando este proceso y datos personas dentro de la pantalla de solicitud a lo cual únicamente se deberá rellenar con información verdadera, realizar la solicitud y posteriormente, se obtendrá de forma rápida un PDF con los datos solicitados.

Lo recomendable siempre será realizar el proceso al día y eliminar la posible pereza que puedan generarse. En caso de no pertenecer a una empresa es indispensable tener a un contador que realice el proceso, ya que puede generar consecuencias legales el presentar montos que no coincidan con los registrados en la Hacienda.

Dejar un comentario