Fiscalidad e Impuestos

¿Es obligatorio presentar el certificado de retención?

Llega el tiempo de realizar las respectivas declaraciones de impuestos, es decir,  cancelar al estado un porcentaje por las ganancias recibidas o por trámites realizados. Algunos buscan la asesoría de un experto en materia tributaria para que se encargue de este “papeleo”.

Siempre surgen dudas en relación a este engorroso procedimiento, y en muchos casos, los contribuyentes esperan hasta el último momento para realizar dicha operación obligatoria para los ciudadanos.

¿Qué es un Certificado de Retenciones?

Hoy te daremos pistas sobre el Certificado de Retenciones y su importancia al momento de hacer tu correspondiente declaración de impuesto sobre la renta. Dicho esto comencemos por explicar lo que es un Certificado de Retenciones.

Este certificado es de presentación obligatoria al momento en que te corresponda realizar tu Declaración de Impuestos Sobre la Renta. De esta forma las autoridades logran determinar la cantidad de dinero que cancelaste de manera adelantada al estado. Este procedimiento no solo es obligado para ti como declarante, sino también para tus clientes, quienes deberán entregarte el certificado, pues estos han formalizado el ingreso a cuentas por ti.

En este sentido, podemos decir que el Certificado de Retenciones se considera un “documento tributario”  que certifica el monto que  ya los contribuyentes han logrado “adelantar” a la Agencia Tributaria, es decir a la hacienda pública en España. Este monto se contabiliza a través de las llamadas retenciones del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF), gracias a las facturas que el empresario emite a los clientes al momento de cancelar el servicio que prestan.

Un ejemplo para entendernos mejor

Supongamos que eres el dueño de una posada en alguna región española, cada vez que emitas una factura estas incluyendo en esta el IRPF, por lo cual el cliente estará obligado a realizar el ingreso de la cantidad correspondiente al ente responsable a tu nombre.

 

Imaginemos que a tu posada llega una pareja y al momento de cancelar tu servicio de alojamiento te generan 100 euros que deberás reflejar en la factura, a esta tendrás que aplicar una retención equivalente al 7% del IRPF. Es decir dejarás de cobrar 7 euros que ingresarás o entregarás al fisco de tu país. Explicado con un ejemplo podemos decirte que el Certificado de Retención es la prueba que justifica o “certifica” el hecho de que la firma comercial, en este caso tu posada, ha cumplido con sus obligaciones fiscales ingresando a la Agencia Tributaria lo que corresponde legalmente.

¿Cómo es el proceso para saber cuánto has contribuido?

Es muy sencillo, cuando llegue el momento de realizar tu declaración de ingresos, la cual es establecida cada año, según lineamientos de la Agencia Tributaria, en ese momento deberás informar cuánto Impuesto sobre La Renta de Personas Físicas has pagado durante todo el ejercicio fiscal pasado, pues recuerda que se declara el año anterior.

¿Debo entregar mi certificado de retención?

Esta es la pregunta más común entre los declarante, pues te cuento que sí. Todas las empresas  o personas a las cuales les hayas prestado tu servicio y estos hayan realizado cancelaciones en la cuenta a tu nombre o de tu firma comercial, están obligados a hacerte la entrega del Certificado de Retención.

Es por ello que cuando revisas el Reglamento del Impuesto Sobre la Renta de Personas Físicas, podrás leer en su artículo 108.3 lo siguiente: “El retenedor u obligado a ingresar a cuenta deberá expedir a favor del contribuyente certificación de las retenciones practicadas o de los ingresos a cuenta efectuados….”.

Y cuando contrato los servicios de alguien ¿qué debo hacer?

Las retenciones funcionan igual para todas las empresas que contratan un servicio. Si en tu posada, llegases a necesitar un fontanero o jardinero eventual, de igual manera, debes ser tú quien le entregue este certificado a él o a la empresa que lo envió.

El trabajo final no es nada complejo, pues todas esas retenciones están registradas y por lo general, a principios de año, la Agencia Tributaria remite a las empresas las retenciones del año anterior. Un detalle que nadie debe olvidar nunca, es la obligación de toda firma comercial  de entregar al interesado el certificado original, sellado y firmado por la persona que lo emite.

¿Cómo solicito el Certificado de Retenciones?

Si llegan los lapsos fijados por la Agencia Tributaria para realizar tu declaración de impuesto, necesitarás estos certificados, para ello tienes dos alternativas; pedir a las personas que contratan tus servicios o solicitarlos a la Agencia Tributaria.

Aun cuando es más sencillo solicitarlos a la Agencia, va a depender de la cantidad de servicios prestados y la cantidad de personas beneficiadas, sin son muchos preferirán la segunda opción, sin embargo aquí te explicamos las dos alternativas que tienes.

Entendiéndome con mis clientes

Como ya lo comente anteriormente, la Agencia Tributaria remite a todas las empresas un resumen de las retenciones  correspondientes al año fiscal anterior. La ley obliga a que estos te envíen tu Certificado de Retenciones de IRPF. En caso de que la empresa haya sido disuelta y no exista, eso no representa ningún problema, en ese caso, podrás recurrir a Hacienda.

Entendiéndome con la Agencia Tributaria

Veamos ahora el segundo procedimiento y el más utilizado, ya que puedes obtener el certificado de una forma sencilla y rápida por medio de la página web de la Agencia Tributaria. Y si tienes dudas, allí te las aclaran todas mediante pasos explicados de manera muy clara y precisa.

Por supuesto, no es una página donde entro como si fuera un portal de noticias o farándula, para ingresar se debe tener un certificado electrónico, DNI electrónico o Cl@ve PIN. El cual no es nada complejo tramitarlo allí mismo.

¿Qué datos contiene el Certificado de Retenciones?

Entre los datos que aquí encontrarás y te serán de gran ayuda para tener todas tus cuentas al día, figuran:

  • El importe de las prestaciones que fiscalmente tienen la naturaleza de las rentas de trabajo.
  • Las retenciones efectuadas sobre esas prestaciones.
  • El importe de las deducciones por rentas irregulares.
  • Importe de los gastos fiscalmente deducibles.
  • Atrasos: cantidades abonadas y correspondientes a ejercicios anteriores.
  • Reintegros: cantidades devueltas por los beneficiarios a la Seguridad Social.
  • Rentas exentas del impuesto con indicación de la prestación y el importe abonado.

¿Me pueden sancionar por no entregar el Certificado de Retenciones?

Claro que sí, así lo establece la legislación tributaria. Tienes la obligación de enviar los Certificados de Retenciones, si no lo haces tendrás sanciones.

¿A quién debo emitirle Certificado de Retenciones?

Como empresa debes entregarle el Certificado de Retenciones a:

1.- Trabajadores que hayamos tenido  durante el año anterior.

2.- Profesionales con los que hayas mantenido algún tipo de relación comercial.

3.- Facturas de alquileres o pagos de intereses que hayamos realizado nosotros que se hallen sujetos a retención.

Datos que debes recordar

En España la declaración de Impuesto sobre la Renta comienza en abril, mientras que en otros países inicia en enero. Este año arrancó el 4 de abril. El lapso establecido es de tres (3) meses, por lo cual este año finaliza el 2 de julio.

Desde el 4 de abril hasta el 27 de junio de 2018, tienes la posibilidad de solicitar y presentar por internet el borrador de la declaración de la renta 2017 (IRPF campaña año 2018). A partir del 8 de mayo los declarantes podrán solicitar cita previa para la realización de declaraciones y modificación de borradores en oficinas de la Agencia Tributaria.En materia tecnológica este año la Agencia Tributaria está implementando una nueva aplicación mediante la cual puedes descargar y conocer todos los datos fiscales. Así mismo mediante esta podrás solicitar el nº de referencia para realizar de manera efectiva la declaración de la Renta 2017. Esta aplicación está disponible tanto para Android como para iOS.

Dejar un comentario